Continuamos nuestra sección de entrevistas con el productor y DJ Mateo González (Bufi). El próximo viernes 14 de marzo contaremos en Moroder Sound Club con su actuación. Bufi es uno de los grandes baluartes de la escena Disco/House en México junto a La Royale, Avanti o Salón Acapulco. Un productor cuyo sonido “Disco” está marcado por la influencia de los sintetizadores y las melodías ochenteras.

Desde los 19 años sus producciones han llamado la atención de sellos como UNO Recordings (USA), Poni Republic (México), KSR Records (Japón), Electrique Music (México) o Kitsune (Francia).

– ¿Cuánto tiempo llevas tocando?
– Llevo tocando desde hace unos 10 años.

– ¿Cuando comenzaste a tomarte en serio como DJ? ¿Dónde fue tu primer gran evento?
– Dedicarme a la música es algo que decidí hace varios años, mucho tiempo desde que estudiaba música clásica, pero dedicarme de lleno a la producción fue algo que decidí hace unos 3 años. Además de pasar por la música clásica también pasé por bandas de rock y de pop, me ha llevado tiempo definir mis gustos.

En cuanto a un evento, depende que se considere como “gran actuación”, pero cuando tocaba en Rey Pila le abrimos a Muse con unas 60 mil personas viéndonos.

– ¿Cómo ha evolucionado tu sonido y set-up a través de los años? ¿Y cuales fueron los puntos de inflexión en el desarrollo de tu sonido?
– Tuve una fijación por muchos años con Radiohead, después pasé a fijarme mucho en Apparat. Creo que la última gran obsesión fue Caribou. Siento que mi sonido ha pasado de ser un Disco-pop bastante amigable a ser algo cada ves más ambiguo e introspectivo, sin dejar de ser bailable. Creo que hacer un álbum y después, con el tiempo, escucharlo y tocarlo cientos de veces me aclaró muchas cosas sobre lo que me gusta en mi producción, y sobre lo que no me gusta. Siento que mis nuevas producciones poco a poco reflejan más lo que en realidad disfruto de la música.
– ¿Por qué crees que somos tan apasionados por la música negra? Unos chicos blancos como nosotros…
– El ritmo es algo universal, no tiene que ver con el color de piel: lo único que sucedió es que la música negra se mantuvo siempre alejada de las pretensiones de la gente rica, que por siglos vio a la música rítmica como algo enormemente primitivo y degradante. Las cosas han cambiado.
– ¿Están los productores recibiendo suficiente reconocimiento sobre los DJs?
– No.
– ¿Qué está sucediendo a nivel local en tu país? ¿Hay clubs que nos pudieras recomendar que sirvan de escaparate para productores, sellos y otros artistas que crees que puedan ser dignos de mención?
– Sí, hay muchos clubes nuevos, y varios se enfocan en crear residencias para DJs locales y en consecuencia crear escena. Antes eso solo pasaba con el tech-house dos-mil-ero y la llamada “escena seria” (bullshit).
– ¿Cómo está siendo el 2014 para ti y cuales son tus planes para el resto del año?
– Empezó con todo. Me acabo de mudar a París, y mi plan es vivir aquí el resto del año. Veremos qué pasa.
– ¿Cómo te definirías a ti mismo como productor? ¿Qué podemos esperar en tus próximas producciones?
– Como un necio. En cuanto a mis próximas producciones, creo que serán con más ritmo, menos acordes. Más disonancia.
– ¿Qué artista actual te gusta especialmente?
– Gold Panda, Clark, Chloé, David Shaw and The Beat, Ivan Smagghe, Daphni, Max Jones, Mijo, Juan Soto…
– El músico o productor que te haya impresionado más.
– TEED. Es EL virtuoso.
– El 12″ al que tienes más cariño.
– No compro vinilos pero el de Front de Cadeaux “La Pédé BPM” es enorme, destruye la pista.
– Para terminar, la mejor pista que escuchaste este año.
– Virgo Four – It’s a Crime (Caribou Mix). Para el dance: Jimmy Edgar – Strike, para lo demás: Toro y Moi – Say That.
FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon